¿Qué es una buena alimentación?

¿Qué es una buena alimentación?

No es un secreto que en la actualidad existe una tendencia a hablar de la importancia de una buena alimentación, puesto que uno de los principales desafíos que presentamos a diario para vernos y sentirnos bien es, principalmente, llevar una alimentación saludable combinada con actividad física.

¿En qué consiste una buena alimentación?

Una alimentación saludable incluye la ingesta de alimentos que nos brindan los nutrientes necesarios y la energía que cada persona necesita para desarrollar las actividades diarias1.

¿Por qué es importante una buena alimentación?

Dentro de los beneficios de una buena alimentación encontramos que, además de mejorar la calidad de vida en personas de todas las edades, una buena alimentación puede  prevenir el desarrollo de padecimientos como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardio y cerebrovasculares, ayudando a nuestro cuerpo a funcionar correctamente2.

A pesar de que las necesidades nutricionales de cada individuo son específicas, todos precisamos de una dieta equilibrada con alimentos que aporten diferentes tipos y cantidades de nutrimentos para ayudarnos a mantener una buena salud3, por lo cual es importante que sepamos cómo tener una buena alimentación.

Consejos para una buena alimentación

A continuación, te presentamos algunos consejos que te pueden ayudar a conocer las características de una buena alimentación y cómo incluirla en tu vida diaria*.

  1. Incorporar, al menos, un alimento de cada grupo en las comidas principales. 
  • Una de las principales recomendaciones para una buena alimentación es comer, de acuerdo con tus necesidades y condiciones, tres veces al día (desayuno, comida y cena) y considerar dos refrigerios. De esta forma ayudamos a nuestro organismo a distribuir la energía necesaria a lo largo del día. Asimismo, dentro de las tres comidas se deben incorporar alimentos de todos los grupos alimenticios: verduras y frutas, cereales y tubérculos, y legumbres y alimentos de origen animal1.

  1. Beber dos litros de agua diarios
  • Otra de las recomendaciones que te ayudarán a llevar una alimentación saludable es consumir en promedio ocho vasos de agua diarios, lo que equivale a dos litros. Es importante mantenerte hidratado a lo largo del día4.

  1. Aumentar el consumo de granos enteros
  • Los granos enteros son cereales reconocidos por ser fuente de vitaminas, minerales, fibra dietética y compuestos con función antioxidante, entre otros. A dichos nutrientes se les atribuyen diversos beneficios a la salud, como: ayudar a disminuir el riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares, ayudar a prevenir el sobrepeso y la obesidad, ayudar a prevenir la diabetes y mejorar la salud intestinal5.

  1. Establecer horarios de comida
  • Para evitar saltarse alguno de los alimentos principales, es importante establecer unos horarios de comida fijos. Asimismo, para asegurarse de que las comidas contengan siempre un alimento de cada uno de los tres grupos alimenticios, puede ser muy útil preparar un menú semanal.

  1. Limitar el consumo de sal y azúcar
  • Una de las recomendaciones más conocidas para ayudar a controlar la presión arterial y evitar padecimientos afines es disminuir el consumo de sal6. Una técnica recientemente utilizada para reducir su consumo es quitando el salero de la mesa, de esta forma evitamos adicionar sal a los alimentos que ya no la necesitan. La sal la podemos también reemplazar con diferentes condimentos, tales como la pimienta o el orégano para sazonar tus platillos favoritos1, 4.

Asimismo, el exceso en el consumo de azúcar puede predisponer al organismo a ciertos padecimientos. Para evitarlo, una de las recomendaciones es escoger alimentos o bebidas bajos en azúcar y moderar su uso en la preparación de comidas7.

*Para obtener algún beneficio se recomienda seguir estos consejos dentro de una alimentación correcta y práctica regular de actividad física.

  • Group 2 Created with Sketch.

    ¿Quieres incluir alimentos nutritivos en tu rutina?, visita nuestra seccion de recetas.

Esta información solo tiene fines informativos generales. Los datos nutricionales y las declaraciones en esta página están diseñadas con fines educativos y de recursos, y no son sustitutas del asesoramiento nutricional profesional. Si tiene alguna pregunta o inquietud sobre su alimentación, debe consultar a un nutricionista.

  1. Secretaría de Salud. NORMA Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria. Criterios para brindar orientación. [Consultado en octubre de 2018]. Disponible en: http://www.cndh.org.mx/DocTR/2016/JUR/A70/01/JUR-20170331-NOR37.pdf
  2. Ministerio de Salud Argentina (s.f.). Alimentación saludable. [Consultado en julio de 2018] Disponible en: http://www.msal.gob.ar/ent/index.php/informacion-para-ciudadanos/alimentacion-saludable
  3. Food and Agriculture Organization of the United Nations (2013). Eating well for good health. Rome [Consultado en julio de 2018] Disponible en: http://www.fao.org/docrep/017/i3261e/i3261e.pdf
  4. Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (2014). Plato del bien comer: Logra una alimentación saludable. [Consultado en septiembre 2018]. Disponible en: https://www2.sepdf.gob.mx/petc/archivos-noticias/noticia-2014-04-28-recomendaciones-alimentacion.pdf
  5. Harvard School of Public Health. Whole Grains. [Consultado en octubre 2018]. Disponible en:
    https://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/what-should-you-eat/whole-grains/
  6. Secretaría de Salud (2016). ¿Por qué debemos consumir menos sodio? [Consultado en octubre 2018]. Disponible en: https://www.gob.mx/salud/articulos/por-que-debemos-consumir-menos-sodio
  7. Secretaría de Educación Pública. Recomendaciones para una Alimentación Saludable. [Consultado en septiembre 2018]. Disponible en: http://basica.sep.gob.mx/multimedia/RSC/BASICA/Documento/201611/201611-3-RSC-l100yBJI2X-alimentacion_saludable.pdf