Facebook Youtube

Quaker Qrece es un programa posible gracias a la alianza entre Quaker y CARE Guatemala, que ofrece una intervención integral a través de un modelo clínicamente probado para superar la desnutrición leve y moderada, en una población infantil de entre 2 y 5 años. Este programa busca contribuir a solucionar la grave problemática de la desnutrición infantil y despertar conciencia en las personas, para juntos trabajar por el futuro de las niñas y niños de la primera infancia.

Quaker cree firmemente que las circunstancias de la vida no deben ser una barrera para tener una buena nutrición y por eso, decidió dar vida a su propósito de marca a través de Quaker Qrece, buscando promover un programa que ayude a cambiar la vida de miles de niñas y niños guatemaltecos.

Quaker aportó la fuerza de su super grano para desarrollar un alimento especializado formulado que complemente las necesidades de nutrición básicas de niños en riesgo de desnutrición, y junto con la experiencia en campo de la ONG CARE Guatemala, desarrolló un modelo integral para combatir y prevenir la desnutrición infantil. Esta alianza les ha permitido: 1) acercarse más a las comunidades para conocer sus necesidades, y de esta manera poder desarrollar y entregar un alimento especializado para combatir la desnutrición infantil leve y moderada , 2) integrar un componente educativo que incluye talleres sobre higiene, nutrición y salud, para así brindar herramientas que aporten a una recuperación integral que finalmente se traducirá en un impacto positivo en la calidad de vida de los niños y sus familias; 3) y a través de las donaciones y compras del consumidor poder llegar cada año a más niños y niñas.

El programa comenzó en 2016 en México junto a Quaker y la ONG Un Kilo de Ayuda, desarrollando el modelo de intervención para la aprobación del protocolo clínico. En 2019 arrancó la primera generación y en 2021 la segunda generación de beneficiarios del programa. En 2021 la iniciativa llegó a Guatemala y con el tiempo esperamos poder apoyar a más niños y niñas a combatir la desnutrición en América Latina.

El protocolo clínico del programa implica la entrega de alimento especializado a niños y niñas por un periodo de 12 meses y un año adicional de evaluación de seguimiento, esto junto a los talleres educativos sobre higiene, nutrición y salud, que brindan a las familias de los niños beneficiarios las herramientas para lograr una recuperación integral.

Quaker es un aliado de la nutrición en el Guatemala. En los últimos años, Quaker ha colaborado con organizaciones sin fines de lucro, como CARE Guatemala y FUNDAP, entregando donaciones de Avena Nutremás con un valor de más de 40 mil dólares, para población infantil en edad escolar de la zona 3 de la capital y para niñez en riesgo nutricional en Quetzaltenango. Adicionalmente, el año pasado se entregaron donaciones de producto del portafolio de Quaker a diferentes organizaciones sin fines de lucro para que las hicieran llegar a comunidades vulnerables en riesgo ante el contexto de COVID-19.

Sabemos que la desnutrición infantil es un problema complejo cuya solución depende de la colaboración de muchos sectores de la sociedad. Del lado de Quaker se ha desarrollado un alimento especializado para combatir la desnutrición infantil y se ha dado el apoyo económico para la ejecución del proyecto a nivel comunitario. Para ejecutar el componente comunitario y educativo, Quaker buscó la experiencia y conocimiento de una ONG implementadora en cada uno de los países en los que funciona el programa.

El primer aliado en Guatemala es la ONG CARE Guatemala, que ha sumado toda la experiencia y liderazgo en campo para acercarnos más a las comunidades y conocer sus necesidades. CARE es una ONG global con más de 60 años ejecutando proyectos para beneficiar a comunidades vulnerables en todo el mundo. CARE tiene la capacidad y presencia comunitaria para entregar el alimento especializado y acompañarlo con talleres sobre higiene, nutrición y salud, que brindan herramientas para una recuperación integral que finalmente se traducirá en un impacto positivo en la calidad de vida de los niños y sus familias.

CARE Guatemala actúa en coordinación con un segundo aliado, las entidades de salud a nivel nacional y comunitario, que permiten ubicar a través de los servicios de salud los casos de desnutrición infantil que cumplen con los criterios del modelo de implementación.

El tercer aliado son los consumidores y sociedad civil, quienes a través de sus donaciones directas a CARE Guatemala o través de sus compras en Walmart de los productos Quaker participantes, nos permiten continuar donando alimento especializado y reunir fondos para alcanzar a más niños y niñas en el país.

Sitio web global: https://www.care.org/

Sitio web de CARE Guatemala: https://www.care.org.gt/

Gracias por tu interés en la lucha contra la desnutrición infantil. Para poder apoyar, existen 2 maneras:

a. Realizando una donación directa a través de esta página

Tú donación puede ayudar a la ONG CARE Guatemala a que pueda implementar el programa y llegue a más comunidades. Así más niños y niñas tendrán acceso a nuestro alimento especializado y sus familias mejorarán sus conocimientos en higiene, nutrición y salud.

b. Comprando un producto Quaker

Nos hemos aliado con Walmart durante los meses de septiembre y octubre, por cada producto Quaker participante* que se compre, donaremos una dosis diaria de alimento especializado formulado para ayudar a complementar las necesidades de nutrición básicas de niños y niñas en riesgo de desnutrición leve y moderada. *

El modelo de intervención a nivel comunitario se divide en los siguientes pilares:

  • Distribuyendo Nutrición

    Hemos desarrollado un alimento especializado a base de maní, huevo, avena, vitaminas y minerales, que será distribuido gratuitamente a niñas y niños de 2 a menores de 5 años que presentan desnutrición aguda o crónica en grado leve y/o moderado, y que hayan sido seleccionados por la ONG Care Guatemala dentro del programa en las zonas donde opera. Este alimento especializado será entregado de manera mensual y debe ser consumido diariamente durante 12 meses.

  • Trabajando en equipo

    Con el apoyo de CARE Guatemala el programa Quaker Qrece realiza visitas a las comunidades priorizadas e identifica a los niños y niñas que presentan desnutrición aguda o crónica en grado leve y/o moderado; y los invitamos a formar parte del programa. Mes a mes entregamos nuestro alimento especializado y monitoreamos su consumo. Trimestralmente realizamos evaluaciones nutricionales de peso y talla, con el objetivo de dar una atención integral al niño y la niña para verificar su progreso.

  • Capacitaciones a familias

    CARE Guatemala realiza capacitaciones mensuales a las familias participantes en el programa, sobre temas cruciales que tienen un impacto significativo en la calidad de vida de sus niños:

    • Salud: Embarazo saludable - Lactancia y alimentación complementaria - Estimulación oportuna

    • Nutrición: Alimentación saludable para el infante - El Plato del Bien Comer - Consumo de vitaminas y minerales - Consecuencias de la desnutrición

    • Higiene: Agua Potable – Higiene y saneamiento básico

La intervención a nivel comunitario es ejecutada a través de CARE Guatemala y un equipo de profesionales en el tema. Para darle seguimiento a las familias, las facilitadoras del proyecto realizan reuniones periódicas y talleres educativos en acuerdo con las comunidades. Estos espacios permiten reunir a las madres, padres o tutores de familia de las comunidades e impartir talleres alrededor de distintos temas de salud, higiene y nutrición de manera mensual. Al mismo tiempo se hace la entrega de la dotación del alimento especializado Quaker Qrece para cada día de la semana durante 12 meses.

Con el apoyo de CARE Guatemala se realizan visitas domiciliares en las distintas comunidades priorizadas y se identifican a las niñas y niños que presentan síntomas de desnutrición leve o moderada, para invitarlos a formar parte del programa. Mes a mes entregamos nuestro alimento especializado y monitoreamos su consumo. Trimestralmente realizamos evaluaciones nutricionales de peso y talla, con el objetivo de dar una atención integral al niño y la niña para verificar su progreso.

El diseño del alimento especializado se basó en las recomendaciones para el manejo de la desnutrición moderada en niños menores de 5 años de la OMS, UNICEF y WFP (World Food program).1

Para comprobar la efectividad del modelo de intervención se llevaron a cabo dos estudios clínicos de 2015 a 2017 en zonas de México donde hay una alta prevalencia de desnutrición en niños menores de 5 años. En ambos estudios se obtuvieron resultados muy positivos tanto en la prevención como en el tratamiento de la desnutrición moderada en comunidades rurales. Los resultados del estudio de prevención de desnutrición moderada están publicados en la Gaceta Médica de México 2020; 156 (6): 499-508 y los de tratamiento de la desnutrición moderada están aceptados en vías de publicación por la misma revista científica.

Sitio web: https://gacetamedicademexico.com/frame_esp.php?id=500

Este programa se ejecuta actualmente en México y en Guatemala. En México el programa se opera de la mano de la ONG Un Kilo de Ayuda. La primera Generación de niños inició en Noviembre de 2019 con 2,900 niños, y la segunda generación arrancó en Marzo de 2021 llegando a más de 3,500 niños, hasta el momento con presencia en 5 estados (México, Chiapas, Oaxaca, Sinaloa y Yucatán) del país. En Guatemala se está realizando la intervención con una primera generación de 2,200 niños y niñas ubicados en los departamentos de Chimaltenango y Escuintla, en 7 municipios priorizados en base q un análisis de CARE Guatemala que permitió definir los municipios y departamentos con mayor prevalencia de desnutrición infantil leve y moderada.

La selección de la población infantil beneficiaria la realiza CARE Guatemala a partir de criterios de evaluación de peso, talla y edad (entre los 2 y 5 años) que han sido referidos por los servicios de salud a nivel comunitario. Luego, se hace la invitación a los padres del niño o niña para que puedan conocer más del programa y voluntariamente acepten si participan, para entonces iniciar la entrega del alimento especializado y darles las capacitaciones de salud, higiene y nutrición.

Después de cumplir los 12 meses de consumo del alimento especializado, continua una fase de observación por un año adicional, para poder validar si el niño mantuvo la mejora presentada en su estado nutricional. En paralelo es muy importante que la familia entera haya incorporado los nuevos conocimientos de salud, higiene y nutrición, para que esto funcione como parte de la prevención para recaídas en el estado nutricional del niño.

Este programa funciona a partir de evaluaciones que realiza la ONG CARE Guatemala a nivel comunitario, en las cuales se seleccionan las niñas y niños con potencial de ser incorporados al programa, bajo criterios de peso, talla y edad (entre los 2 y 5 años), con el fin de apoyarles en su recuperación nutricional. Actualmente no se reciben aplicaciones individuales para nuevos participantes.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen diferentes tipos de desnutrición y estas pueden a su vez clasificarse de acuerdo al grado de severidad en leve, moderada y severa:

La insuficiencia de peso respecto de la talla se denomina desnutrición aguda. Suele indicar una pérdida de peso reciente y grave, debido a que el niño no ha comido lo suficiente y/o tiene una enfermedad infecciosa como la diarrea que le ha provocado la pérdida de peso.

La talla insuficiente respecto a la edad se denomina retraso del crecimiento y es consecuencia de una desnutrición crónica o recurrente. El retraso del crecimiento impide que los niños desarrollen plenamente su potencial físico y cognitivo.

Es un alimento especializado listo para consumirse con el objetivo de complementar la alimentación de los niños con una condición de desnutrición leve-moderada. Está elaborado a base de avena Quaker, maní, huevo y leche. Esta fórmula tiene el objetivo de proporcionar energía (calorías) provenientes de grasas buenas, proteína de buena calidad y 17 vitaminas y minerales necesarios para el crecimiento y desarrollo de los niños, si se consume en cantidades que van del 20% a más del 90% de la recomendación diaria.

La porción diaria de consumo del alimento especializado de Quaker Qrece, aporta calorías provenientes de diferentes fuentes de grasas, carbohidratos y proteínas necesarias para favorecer el crecimiento, promover la salud y potenciar el desarrollo cognitivo. Esta porción es de 50 gramos y aporta 250 calorías, que es lo que se recomienda para complementar la dieta de niños con desnutrición leve-moderada.

El alimento especializado de Quaker Qrece contiene maní, ya que es un alimento muy nutritivo con alto contenido de grasas buenas, proteínas, vitaminas y minerales, ideal para darle densidad nutrimental al producto. Aunque en Latinoamérica la población con reacción alérgica al maní es baja, siempre cuidamos este aspecto cuando iniciamos una intervención, asegurándonos que el beneficiario del producto no tenga historial de reacción alérgica y no la presente cuando empieza a consumir el alimento especializado.

La fórmula tiene un alto contenido de calorías provenientes de grasas buenas, proteínas de buena calidad y cantidades importantes de vitaminas y minerales. Su objetivo es complementar la alimentación de los niños, es decir que se consuma adicionalmente a su comida diaria, para aportar ese extra de energía y nutrientes que les permitirá compensar las deficiencias tanto de energía como de nutrientes. El tiempo de tratamiento es fundamental, en los estudios clínicos observamos que las primeras señales de recuperación se dan a los 4 meses, sin embargo se mantiene constante hasta los 6 meses y continúa mejorando hasta llegar al año, lo cual es importante para evitar recaídas. Adicionalmente va acompañado de sesiones educativas que permiten a las familias mejorar sus prácticas de higiene y alimentación.

Este alimento especializado debe consumirse diariamente durante 12 meses, para lo cual la ONG CARE Guatemala lo entrega a las familias participantes de manera mensual. Es importante mencionar que los estudios clínicos realizados en México nos permitieron entender que el tiempo de tratamiento es fundamental, la mayor velocidad de recuperación se da a los primeros 4 meses, sin embargo se mantiene constante hasta los 6 meses y continúa mejorando hasta llegar al año, lo cual es importante para evitar recaídas.

Si los papás del niño lo retiran voluntariamente

El tiempo de la intervención es fundamental para lograr prevenir o revertir la desnutrición. El riesgo de interrumpir el consumo del alimento especializado es que el niño/niña no logre salir de la condición de riesgo en la que se encuentra o que habiendo logrado resultados positivos recaiga o se agrave la condición de desnutrición.

Si de acuerdo al monitoreo de peso y talla es el momento recomendado

El seguimiento de la ONG CARE es fundamental para conocer la evolución de cada uno de nuestros niños; cuando alcanzan su peso normal y siguen en el programa pero siguen aumentando su peso de manera no proporcional a la talla, el monitoreo estricto permite al personal de CARE detener el consumo por un tiempo y seguir monitoreando para asegurar el mantenimiento del niño y evitar un aumento de peso innecesario.

Si presenta alguna reacción alérgica

Aunque en Latinoamérica la población con reacción alérgica al maní es bajo, cuidamos mucho este aspecto cuando iniciamos una intervención, asegurándonos que el beneficiario del producto no tenga historial de reacción alérgica. Si uno de los niños llegara a presentar dicha reacción a este u otros ingredientes, lo correcto es interrumpir el consumo del alimento para que pueda ser tratado a través de otros programas de atención recomendados por el servicio de salud a nivel comunitario.

La composición de este tipo de productos se basa en el grado de desnutrición de la población objetivo. Nuestro alimento especializado proporciona un contenido energético para el manejo de la desnutrición leve-moderada. El modelo de intervención con CARE permite el monitoreo de la evolución de cada niño/niña para asegurar su recuperación manejando puntos de corte que permiten decidir cuando detener el consumo del alimento para evitar un aumento de peso innecesario. Este producto no es de libre venta ni puede ser consumido por niños y niñas que no hayan sido previamente analizados bajo los estrictos criterios del programa.

El diseño del alimento especializado se realizó evaluando diversas presentaciones de los alimentos más comunes en la población, para evitar cambiar sus hábitos y que fuera bien aceptado por los niños, y con ello lograr el apego al consumo. Dentro de los 10 principales alimentos consumidos que identificamos y que contamos con la capacidad de producir, estuvo el atol en 4to lugar y las galletas en 8vo. Evaluando esas dos alternativas, se decidió por el formato de galleta por ser un alimento listo para consumir y no necesitar agua potable para su preparación, como en el caso en otros formatos. Por otro lado, también se consideró como ventaja este formato por su caducidad extendida que permite mantener los niveles de nutrientes a lo largo del tiempo y llegar en las condiciones adecuadas, a las comunidades alejadas y de difícil acceso.

Este es un alimento desarrollado específicamente para el protocolo de Quaker Qrece y es parte de un modelo de intervención integral. No es un alimento de venta libre y no se puede encontrar en puntos de venta. El alimento es producido en México e importado a Guatemala para su entrega directa a las familias a través de la ONG CARE Guatemala.

Es un empaque de polipropileno bi-orientado que asegura la protección del producto a lo largo de la cadena de suministro, manteniendo las propiedades de este por un periodo de tiempo determinado, garantizando así su frescura.

En este momento no es un material biodegradable, sin embargo hemos buscado aligerar al máximo la cantidad de plástico utilizado, asegurando la calidad el producto, por eso estamos buscando vías para poder reciclar estos materiales en la fabricación de sub productos utilizados dentro de nuestros procesos de fabricación.

A través del equipo de trabajo de CARE Guatemala se ha definido una estrategia de recolección del empaque y descarte adecuado, a través de recolectores de basura.

Suscríbete a nuestro Newsletter

Acepto que envíen publicidad a mi correo. Política de envío

Loading...

Procesando su información ...

Gracias por suscribirte con nosotros.